Los formadores proactivos siempre tienen trabajo

Que la situación económica no acompaña, eso es cierto, pero que muchos profesionales parecen sumidos en la apatía, también lo es. En estos tiempos me encuentro en ocasiones con otros formadores que con caras lánguidas me cuentan que no hay trabajo, que no salen cursos, que todo está fatal… Fatal está la cosa pero sabiendo que hay menos para más, digo yo que habrá que sobresalir y moverse para que ese menos sea para nosotros, para los proactivos!!

La proactividad es lo que ahora nos hace saltar del sofá, dejar de lamentarnos y ponernos las pilas (yo suelo tomarme un cortadito y ponerme, por ejemplo, la canción de Garbage Sex is not the enemy). La proactividad es algo que no es fácil sacar porque a veces no se sabe dónde está o ni siquiera se sabe de su existencia, es algo espiritual, algo fuerte que te impulsa a hacer cosas productivas y diferentes.

Proactivos lo podemos ser todos, no va de sexos, ni clases, ni economías, ni razas, no se compra, no se vende, sólo se puede transmitir, aunque el hecho de transmitirlo no garantiza que al otro le vaya a hacer efecto. Quizás sí se puede contagiar, pero tiene que tener el contagiado también algo de proactividad (si no, el otro siente un agobio y sentimiento de invasión terribles).

¿Cómo es entonces un formador proactivo?

El formador proactivo:

Busca ideas
Está empeñadísim@ en que sus alumnos aprendan
Busca empresas que le ofrezcan la oportunidad de trabajar
Busca proyectos
Propone proyectos
Busca encontrar colaboradores
Está en las redes sociales, al menos en Facebook y en Linkedin.
Tiene un blog.
Ofrece contenido original
Ofrece más a sus alumnos de lo que estos esperaban
No hace trabajos que el cliente espera, gratis, pero sí aporta un valor añadido que el cliente no espera
Investiga
Crea
Hace otras actividades complementarias
Aporta algo diferente
Tiene una sonrisa sincera
Soluciona
Quita trabajo a los organizadores
Tiene un plan de marca personal con DAFO incluido
Disfruta con su trabajo y siempre quiere mejora
Ofrece cursos diferentes y un sello personal en la manera de impartirlos
Etc.

Por lo tanto, concluiría yo con la idea de que la proactividad es una actitud. Algo que se consigue poniéndose en marcha, muy relacionado con la motivación y la pura actividad.

Pero sobre todo, un filtro en estos tiempos: ¡sólo los proactivos vencerán!

Publicado por Beatriz Padilla, responsable de marketing en AFOREN. http://www.beatrizpadillaformacion.es

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo Formación, Marketing, Opinión

2 Respuestas a “Los formadores proactivos siempre tienen trabajo

  1. Ana Lobeto

    La proactividad es una actitud… y una forma de vida, que nos ayuda, por ejemplo, a llenar los meses en los que tenemos menos trabajo con un montón de actividades (asistencia a cursos, lecturas atrasadas, renovación del blog y los perfiles, análisis del mercado…). Falta tiempo para hacer todo lo que necesitamos y queremos hacer. Enhorabuena por este blog que acabo de descubrir, y que va a llenar. aún más, mi tiempo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s