Archivo de la etiqueta: docentes

Vivimos en un mundo audiovisual y en constante cambio

Autor: Santiago Torrado Hernández. JACK EL POSTPRODUCTOR.

     Los grandes pensadores nos dicen, desde los medios de comunicación de masas, que este, es el momento de las oportunidades, el momento de parar y reflexionar. Compramos textos que nos ayuden a encontrar la pócima mágica que nos devuelva a la zona de confort. Pero nos cuesta movernos, iniciar nuevos proyectos, porque nos da vértigo y no hemos sido educados para ser emprendedores.

     Mi nombre es Santiago Torrado. Soy realizador de TV y estoy especializado en promocionar cualquier tipo de producto y a través de cualquier medio audiovisual.

    Programas y series de Canal +, Calle 13, Fox…producciones norteamericanas como BAJO AMENAZA o producciones europeas como CENTURIÓN, han sido promocionadas por mi. He sido premiado en el Festival de Nueva York en tres ocasiones.

    Lo que me ha permitido evolucionar, desde un puesto de peón de artes gráficas o desde la conserjería de un instituto de formación profesional, hasta crear mi propia empresa audiovisual, ha sido el constante aprendizaje y el estar rodeado de las personas adecuadas y mandar a la mierda, todo aquello que me paraliza o me carga de pesimismo.

    Pero ya está bien de cascar sobre mi.

    ¿Qué es lo que me sedujo de AFOREN?.

    Lo que más me atrajo de AFOREN, es el pertenecer a una comunidad de formadores y de emprendedores. Un selecto grupo de profesionales de la educación, que además de estar cualificados para impartir cursos, tienen muchísima experiencia en el mundo laboral.

   En próximas entradas, os contaré algunos chascarrillos, que os servirán para encender lucecitas en vuestras mentes. Y os digo esto, porque es lo que me sucedió a mi, cuando tuve cerca a verdaderos maestros. Personas que hicieron que progresara.

   No os conozco a todos, pero me basta y me sobra, el hecho de que estén Javier Fernández y Eduardo González, de los que aprendí un montón de pequeñas cosas, que produjeron grandes cambios en mí. Y además, María Jesús Mata, una fuente de inspiración y que encendió millones de lucecitas en mi mente.

    En estos momentos, profesionales de otros sectores, están siguiendo nuestras publicaciones, por su utilidad y porque son fuentes de inspiración.

    Por su compromiso de dar un servicio útil y de calidad, AFOREN tiene el éxito asegurado.

   Fdo: Santiago Torrado.

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo Actualidad, Opinión

Calidad: un reto para el siglo XXI

Estamos acostumbrados a comprar aquello que nos entra mejor por los ojos y hay expertos en calcular qué es aquello que más nos llama la atención. Estos, a menudo, dan de lado un concepto que se empezó a perder en las décadas de los setenta y ochenta del siglo pasado y que, por desgracia, se terminó con él en la de los noventa: CALIDAD.

Mi área de conocimiento es el de las Artes Gráficas. Desde hace casi cincuenta años estoy vinculado a este sector. He mamado tinta y plomo y también calidad. Evidentemente eran otros momentos, en los que la ratio de producción permitía al buen profesional esmerarse y quedar bien con el cliente.

En estos tiempos hemos dejado que el cliente nos marque la forma en la que quiere un producto, generando de esta manera profesionales de muy baja cualificación pero muy rápidos a la hora de proporcionar un servicio.

Desde Aforen apostamos por dotar al asociado de un servicio de calidad. Esto se consigue de diversas maneras, pero hay dos que marcan el éxito, porque son el fundamento de cualquier relación: sinceridad y tiempo.

Nuestro cliente (alumno, formador, empresa), cuando busca una solución a alguna necesidad, necesita que alguien le transmita serenidad, que sepa que “alguien” se está ocupando en dar esa respuesta. Es evidente que teniendo un buen equipo detrás tenemos esos dos factores (sinceridad y tiempo) de nuestro lado. La sinceridad de que podemos dar una solución y el tiempo en sus dos vertientes, el ya empleado para tener los conocimientos necesarios y el tiempo razonable para llevar a buen puerto nuestro encargo, sin precipitaciones propias de quien tiene que improvisar.

Volviendo a mis queridas páginas de imprenta, aproximadamente en el año 1993, desembarcaron en España varias empresas gigantes dedicadas al noble arte de manchar papel. Estas empresas propiciaron dos problemas: en plena crisis obligaron a cerrar a muchos pequeños y medianos talleres gráficos y a los que quedaron  les hicieron ser “más competitivos” bajando los márgenes comerciales y “ahorrando” en calidad dedicando menos tiempo/plantilla a la corrección de textos. Esto supuso, por ejemplo, que empresas como Ediciones SM prescindiera hacia 2003 de siete personas de su plantilla dedicadas a la corrección de textos dejando tan solo a una  persona, con la consecuente pérdida de calidad en los textos.

Igualmente los diarios de tirada nacional prescindieron de sus departamentos de corrección y “dejaron de la mano” a los teclistas, que a menudo tenían poca formación académica y una alta cantidad de pulsaciones en el teclado. Sin embargo se implantaron correctores de estilo, por aquello de que lo visual es lo que vende, aunque “bendan vurros”.

En los últimos años, desde asociaciones del sector, se están tratando de retomar los estándares de calidad perdidos antaño, pero… ¿no hubiese sido mejor no haber perdido nunca la CALIDAD?

Tenemos que seguir apostando por esta cualidad tan necesaria en lo humano como en lo profesional.

 Eduardo González – Responsable relación con los centros de formación y consultoras

Deja un comentario

Archivado bajo Actualidad, Opinión

¡Por un año lleno de nuevas oportunidades en la formación!

feliz 2013 Aforen

Formadores y Formadoras llega un nuevo año. Un año que, al igual que los que venimos padeciendo, se presenta en muchos frentes, duro e incierto.

No os vamos a relatar en un post todo lo que está aconteciendo a nuestro alrededor ya que lo conocéis de sobra por los medios de comunicación que, aunque en esta época intentan cubrirse con una pátina de buenas noticias e intenciones, no pueden obviar las protestas en casi todos los sectores, algunos de ellos vitales para nuestro “modo de vida”.

Desde Aforen consideramos que La Formación No Reglada, es uno de estos sectores estratégicos por dos razones de base:

   – Tenemos actualmente a una de cada cuatro personas en paro en España.

Hemos de incidir en que económicamente hablando esto es insostenible.

En los años que llevamos impartiendo Formación para desempleados nos hemos encontrado, por un lado, con perfiles de alto, altísimo nivel: arquitectos, ingenieros, economistas, abogados… con doctorados, postgrados y miles de cursos a sus espaldas. Por otro: profesionales con baja titulación, pero con millones de horas de experiencia en su campo o jóvenes con un talento y ganas de crear e innovar desbordante, que intentan vencer su frustración.

Tanto unos como otros nos han demostrado su valía y sus ganas por aportar todo lo que tienen, que es mucho, a la vida profesional. No podemos dejarlos fuera, nuestra economía y nuestro desarrollo como país sencillamente no puede permitírselo.

Nosotros lo tenemos claro. Debemos luchar por que todos los desempleados tengan el apoyo necesario en materia de empleo y formación. A pesar de que no se han ejecutado en 2012 la totalidad de los presupuestos destinados a políticas de empleo y formación y que de momento poco se sabe, debemos trabajar juntos para que la formación profesional para el empleo vuelva a ocupar el lugar clave que le corresponde en una sociedad que avanza.

    –   Es imperioso aumentar la competitividad y empleabilidad de los trabajadores en activo.

Por una parte, existen centros que ponen todo su esfuerzo, ingenio y creatividad para lograr que la formación cumpla con la transferencia de conocimientos y capacidades que se le exige, haciendo maravillas con fondos escasos y generando formación de calidad. Pero para algunos centros, la formación continua se convierte en una venta mercantilista de títulos, donde el alumno lo único que tiene que hacer es cumplimentar pruebas teóricas, con preguntas diseñadas para que sean fáciles de encontrar en un manual, que incluso llega a ser de dudosa calidad.

Somos los primeros en hacer autocrítica, la formación en general que se ha estado desarrollando hasta ahora tenía muchos parámetros a mejorar. Por ejemplo mucha de la formación se basaba en programas muy teóricos y anticuados, encorsetando al centro y al formador en una línea en la que no siempre era fácil moldear al perfil y necesidades del grupo, para intentar desarrollar competencias que de verdad les sirvieran en el caso de un hipotético trabajo relacionado con el curso en cuestión.

Igualmente es apremiante introducir criterios objetivos que permitan a las administraciones, centros y formadores una evaluación seria, competente y ajustada a las exigencias que el mercado laboral impone. Hacemos un flaco favor a la sociedad, al sector de la formación no reglada, al centro, al formador y al alumno, que sí, tiene un título en…, pero nunca va a saber desarrollarlo en un puesto de trabajo.

Existen en la profesión perfiles con alto grado de titulación, experiencia y, sobre todo, pasión por su trabajo. Que no cesan en su empeño de reciclarse profesional y pedagógicamente y se vuelcan literalmente en cada curso que imparten para que el desarrollo de sus alumnos sea el más alto que puedan conseguir.

Pero, no nos engañemos, existen otros que no. Formadores que cogen un manual, lo fusilan sin ninguna estrategia metodológica y lo regurgitan en las clases, sin importarles demasiado establecer sistemas de retroalimentación que les sirvan para medir el avance del grupo. Cuando terminan la clase, cierran su portátil y se van a casa sin mayores remordimientos. Sin duda, esto tampoco es de recibo.

Debemos de pensar en quienes son en realidad los realmente perjudicados, aquellas personas que no reciben formación o reciben una formación de baja calidad. Junto a los daños colaterales, muchos docentes en paro, técnicos de empleo, orientadores, centros en las últimas, baja competitividad laboral, poca o nula empleabilidad…

Es el momento de generar alianzas entre todos los que participamos en el desarrollo de la formación no reglada porque no es nuestro objetivo generar hostilidades entre instituciones y personas necesarias para ejecutar los cursos. No podemos ser enemigos en esta materia, debemos aunar esfuerzos para que la formación sea un motor que haga crecer el empleo y la competitividad del país.

Por ello en Aforen, en este año que comienza, queremos luchar porque exista una formación de calidad, que este al servicio del empleo y la competitividad, y aporte su grano de arena para ayudar a salir de esta situación de crisis, de desesperanza y falta de oportunidades reinante en la sociedad.

Para ello vamos a comenzar el año con fuerza, con objetivos e ilusión. Porque creemos que el sector de la Formación No Reglada puede y debe, aportar mucho más de lo que ha venido aportando. Se pueden hacer muchas y grandes cosas con la colaboración de administración (ejecución de presupuestos), centros y consultoras (aumento de los estándares de calidad y eficiencia) y formadores (profesionalización de su actividad). Y ante todo, debe regirse por criterios no sólo meramente económicos,  sino por parámetros de inserción, capacitación y desarrollo de los grandísimos profesionales que tenemos en nuestro país.

Luchamos por Un año lleno de nuevas oportunidades” y OS NECESITAMOS

FELIZ 2013.

AFOREN. Asociación Nacional de Formadores de Enseñanzas No Regladas.

2 comentarios

Archivado bajo Actualidad, Noticias