Archivo de la etiqueta: Formador

Consejos para combatir el estrés del formador

La actividad docente está llena de numerosas situaciones gratificantes, pero, a la vez, de numerosos conflictos humanos. Tanto el profesorado como las alumnas-os llegan al aula con su personal carga emocional, dando lugar, en ocasiones, a situaciones de mucha tensión, incluso de agresividad en las aulas que generan problemas de stress entre los docentes, pudiendo llegar a cronificarse y derivar en enfermedades que afectan al sistema nervioso (arritmias, insomnio, irascibilidad, …).

Pensar que no podemos hacer nada ante esto no sería del todo cierto, pues, si mejoramos nuestra capacidad de adaptación y nuestra capacidad para afrontar conflictos, los niveles de ansiedad disminuyen e incluso desaparecen.

Para cambiar y mejorar nuestra actitud existen algunas prácticas personales que pueden ayudarnos a conseguir este objetivo, algunas de ellas son el Chi Kung, el Chi Kung Li así como el Pilates y el Streching.

Boy on vault table

Como conclusión señalar que numerosos estudios científicos han mostrado la importancia del ejercicio físico como base para un mayor rendimiento intelectual así también es señalado por diversos divulgadores del ámbito empresarial como Emilio Duró. En definitiva la famosa cita Mens sana in corpore sano es cierta en ambos sentidos.

Jorge Sanchez – Formador y Área Legal Aforen

Deja un comentario

de | enero 16, 2013 · 13:45

Calidad: un reto para el siglo XXI

Estamos acostumbrados a comprar aquello que nos entra mejor por los ojos y hay expertos en calcular qué es aquello que más nos llama la atención. Estos, a menudo, dan de lado un concepto que se empezó a perder en las décadas de los setenta y ochenta del siglo pasado y que, por desgracia, se terminó con él en la de los noventa: CALIDAD.

Mi área de conocimiento es el de las Artes Gráficas. Desde hace casi cincuenta años estoy vinculado a este sector. He mamado tinta y plomo y también calidad. Evidentemente eran otros momentos, en los que la ratio de producción permitía al buen profesional esmerarse y quedar bien con el cliente.

En estos tiempos hemos dejado que el cliente nos marque la forma en la que quiere un producto, generando de esta manera profesionales de muy baja cualificación pero muy rápidos a la hora de proporcionar un servicio.

Desde Aforen apostamos por dotar al asociado de un servicio de calidad. Esto se consigue de diversas maneras, pero hay dos que marcan el éxito, porque son el fundamento de cualquier relación: sinceridad y tiempo.

Nuestro cliente (alumno, formador, empresa), cuando busca una solución a alguna necesidad, necesita que alguien le transmita serenidad, que sepa que “alguien” se está ocupando en dar esa respuesta. Es evidente que teniendo un buen equipo detrás tenemos esos dos factores (sinceridad y tiempo) de nuestro lado. La sinceridad de que podemos dar una solución y el tiempo en sus dos vertientes, el ya empleado para tener los conocimientos necesarios y el tiempo razonable para llevar a buen puerto nuestro encargo, sin precipitaciones propias de quien tiene que improvisar.

Volviendo a mis queridas páginas de imprenta, aproximadamente en el año 1993, desembarcaron en España varias empresas gigantes dedicadas al noble arte de manchar papel. Estas empresas propiciaron dos problemas: en plena crisis obligaron a cerrar a muchos pequeños y medianos talleres gráficos y a los que quedaron  les hicieron ser “más competitivos” bajando los márgenes comerciales y “ahorrando” en calidad dedicando menos tiempo/plantilla a la corrección de textos. Esto supuso, por ejemplo, que empresas como Ediciones SM prescindiera hacia 2003 de siete personas de su plantilla dedicadas a la corrección de textos dejando tan solo a una  persona, con la consecuente pérdida de calidad en los textos.

Igualmente los diarios de tirada nacional prescindieron de sus departamentos de corrección y “dejaron de la mano” a los teclistas, que a menudo tenían poca formación académica y una alta cantidad de pulsaciones en el teclado. Sin embargo se implantaron correctores de estilo, por aquello de que lo visual es lo que vende, aunque “bendan vurros”.

En los últimos años, desde asociaciones del sector, se están tratando de retomar los estándares de calidad perdidos antaño, pero… ¿no hubiese sido mejor no haber perdido nunca la CALIDAD?

Tenemos que seguir apostando por esta cualidad tan necesaria en lo humano como en lo profesional.

 Eduardo González – Responsable relación con los centros de formación y consultoras

Deja un comentario

Archivado bajo Actualidad, Opinión

Claves de un formador de éxito

En los últimos años, debido a mi actividad como Formador a tiempo completo, y sobre todo, a la puesta en marcha de AFOREN (Asociación Nacional de Formadores de Enseñanza No Reglada), he tenido la fortuna de conocer a muchos formadores de muy diversas áreas. Perfiles de origen y competencias muy dispares que, como en todos los sectores, algunos cuentan con más profesionalidad que otros en el desarrollo de su actividad docente.

Lo que he podido constatar de primera mano es que, independientemente de lo que impartas (da igual que seas formador de altos ejecutivos, que des talleres de fontanería a profesionales o hagas formación social a colectivos minoritarios), existen ciertos hábitos de trabajo, por así llamarlos, que diferencian al buen formador profesional del resto. Y le posicionan en un terreno donde tiene la capacidad de ser más eficiente, y reaccionar mucho más rápido a las exigencias cambiantes del mercado.

Algunos de estos “Buenos Hábitos” serían los siguientes:

  • Saben valorar su nivel en la materia: No te “tires faroles”, no hay nada peor que te contraten para impartir algo que no dominas. Tú lo pasarás fatal, y tus carencias quedarán en evidencia antes de lo que crees. Se justo con tu nivel, y siempre acepta formaciones por debajo de este.
  • Saben valorar su “estilo de aprendizaje”. La manera por la que tu mejor aprendes, también es la manera con la que mejor enseñaras. Existen formadores que se les da muy bien la alta consultoría o el coaching, otros que están más cómodos en formación más práctica, tipo talleres, a otros les gusta dar clases magistrales y otros se sienten más implicados cuando la formación permite dinámicas de grupo y más interrelación grupal. Averigua cuál es el tuyo.
  • Saben valorar sus costes: Todos los que nos dedicamos a esto sabemos que no es lo mismo dar un curso que tienes preparado, que uno que has de preparar. Al igual que no es lo mismo darlo cerca de tu casa, que a cincuenta kilómetros. Para que un curso te sea rentable, tienes que costearlo. Es decir, individualizar y valorar, todos los costes que te conlleva ese trabajo (distancias,  horas de trabajo en casa, búsqueda de información, elaboración de manuales, gestión de documentación, coste de oportunidad…), la lista es extensa. Ahondaremos más en este tema en otro post, pero debes de darte cuenta que no puedes cobrar siempre lo mismo por tus horas como formador. Cada acción formativa tiene su precio.
  • Saben valorar sus formaciones. Si impartes una formación, y no creas ningún canal de retroalimentación de la acción formativa, lo peor que te puede pasar no es que salga mal, lo peor es que salga mal y que no sepas porque. Puedes recurrir a encuestas, grupos de discusión, intercomunicación con el centro…lo que sea, pero necesitas poder saber la transferencia de tu formación, es decir, como la perciben y asimilan los alumnos.
  • Saben venderse: Si a un centro que está buscando un formador, les haces llegar un curriculum con una lista de cursos impartidos enorme. Lo más seguro es que ni siquiera te llamen, porque les abrumes. Presenta tu curriculum por áreas formativas, destaca aquello que crees más importante en relación con el puesto que ofertan y, lo más importante, la totalidad de lo que pongas tienes que poder certificarlo a la mayor brevedad posible. Por ello, un buen consejo es pedir estas certificaciones de horas según termines la formación. Cada hora que impartes es valiosa, certifícala.
  • Saben formarse y reciclarse constantemente: Antes hemos hablado del nivel, pues bien, si quieres mantener o aumentar tu nivel en cierta área, no te queda más que seguir formándote y reciclándote de por vida. Ocupa esos periodos de menos actividad que seguro tendrás, y recibe formación. Piensa que estas aprendiendo en dos líneas diferentes. Una, en el área profesional de tu especialización, y dos, en el área didáctica. Siempre se cogen ideas viendo a otros formadores desarrollar su labor.
  • Saben informarse, moverse, asociarse: El formador que lleve algunos años en la profesión sabe perfectamente de lo que estoy hablando. Este sector se mueve mucho por contactos. Si un centro o consultora tiene que cubrir un puesto laboral, lo primero que va a hacer es “preguntar por ahí”, y si tu estas en ese entorno cercano, y cumples el perfil, tienes bastantes posibilidades de conseguir el trabajo. Por ello, es imprescindible que hagas networking, generación de contactos, crear comunidad, hacer amistades…como lo quieras llamar, pero tienes que estar presente cuando la oportunidad surja.

En Aforen creemos en la importancia del entrenamiento de estos “buenos hábitos”, y procuramos ponerlos a disposición de nuestros socios, mediante distintos servicios como la Bolsa de empleo, las Píldoras Formativas, los eventos profesionales…En definitiva: la creación de una comunidad de y para Formadores.

Javier Fernández Martínez – Socio Fundador de AFOREN

 

Deja un comentario

Archivado bajo Formación, Opinión

El formador freelance o autónomo ¿Nos damos de alta?

Muchos formadores comenzamos nuestra andadura en la enseñanza por cuenta ajena, es decir, contratados para un curso concreto por una empresa consultora de formación o un centro de estudios. Terminamos ese curso y termina con él el contrato, quedándonos desprotegidos, estando en una situación de seguridad social temporal que a la larga no nos beneficia, salvo en el caso de formadores con contratos largos como son los de los talleres de oficios.

Pues bien, llega un momento en el que nos planteamos profesionalizar nuestra labor. Este momento llega de diversas formas. Es posible que nos topemos con una empresa que nos exige el alta de autónomos, también puede ocurrir que queramos combinarlo con otras actividades profesionales (el caso de un formador que sea fontanero de oficio, por ejemplo) y también es posible que nos veamos obligados a buscar otras salidas como la que se nos presenta con el parón de la formación de oferta, ya que como sabemos anda todo prácticamente parado.

Sea de la forma que sea, llega un día en el que piensas que ya llegó el momento de darse de alta en autónomos  y en AFOREN te decimos cómo hacerlo y quién te puede ayudar.

El trabajador autónomo debe estar dado de alta en el RETA (Régimen Especial de Trabajadores Autónomos) y esto le obliga a realizar los pagos a la Seguridad Social (cuyo importe varía en función de edad y situación personal). Las actividades de formación, salvo excepciones en el material didáctico, en general, no tienen IVA, así que no tendrás que hacer las liquidaciones relativas al IVA repercutido, es decir, el de las facturas que tú emitas. Esto es un alivio para los formadores. Recuerda que sí deberás liquidar IVA en los trabajos que no sean de formación.  Sí tendrás IVA soportado, pues evidentemente tendrás gastos (combustible, dietas, el teléfono móvil, etc.) derivados de tu actividad.

Lo que sí tienes que hacer es la retención de IRPF que en los dos primeros años y si HACIENDA no dice lo contrario, puede ser de un 9% si tienes muchos gastos o de un 21% si tus gastos son bajos. Pero siempre podrás elegir lo que te conviene pensando que son adelantos (retención) a lo que al final tendrás que pagar a final de año resultado de tus beneficios, de tu rendimiento, ya que pagas un 20% sobre las ganancias, ingresos menos gastos.

Deberás llevar un libro de facturas, en el que reflejar número de factura, cliente, cif del cliente, importe bruto y neto y trimestralmente hacer esa declaración, junto al montante de gastos como ya hemos comentado.

No es que vayas a tener un trabajo que te absorba horas diarias pero tendrás que estar pendiente de más asuntos que restarán tiempo para tu trabajo de formador y ahora que eres autónomo, de empresario. Hay tareas que estamos convencidos que es más práctico y económico delegar a expertos. Imagina que si no lo haces deberás estar al tanto de cada novedad del sistema tributario y eso es un engorro adicional a tus preocupaciones del día a día. Sinceramente, no compensa para nada.

Aforen se encuentra ahora cerrando acuerdos con algunas asesorías especializadas en nuestro sector con las que puedas beneficiarte de precios especiales y pondremos en tu conocimiento a la mayor brevedad posible.

5 comentarios

Archivado bajo Información contable y fiscal

“Mamá, quiero ser Formador” 5 claves para ejercer

Quiero ser Formador, ¿qué tengo que hacer?

En los últimos tiempos no dejo de recibir estas preguntas. Alumnos, amigos o simplemente conocidos, me abordan para que les dé la clave de cómo ser formador y ganarse la vida en esta profesión.  Siempre les contesto lo mismo: “Bueno, está bien… y ¿qué me vas a enseñar?”. Se produce el silencio.

Por ello, quiero compartir algunas apreciaciones que hay que tener en cuenta de la profesión de formador.

Uno: La Formación como actividad de riesgo. Nadie te asegura que vayas a tener trabajo todos los días, ni todas las semanas, ni todos los meses. Por lo tanto, no es un chollo. Hay mucha gente que se acerca a la formación pensando que se puede vivir muy bien de ella sin apenas esfuerzo, no te dejes engañar, no es así.

Es cierto que existen formadores que encadenan un curso tras otro, pero, lo normal es que la temporalidad sea brutal. Es decir, que te pases 3 meses sin tiempo ni para respirar, y que de golpe tu actividad disminuya o incluso desparezca. Es una profesión que requiere esfuerzo, constancia y una fuerte dosis de autoestima para no venirte abajo cuando no tienes formación que impartir.

Dos: ¿Qué sabes? ¿Qué has aprendido de la vida? No voy a ser yo quien le reste importancia a la titulación que puedas tener. Para impartir formación en muchos centros te van a solicitar titulación acorde a tu oferta formativa (Licenciatura, Diplomatura…). Pero, de nuevo, no conviene que te engañes, aunque tengas un título universitario, los buenos formadores, los que tienen trabajo casi constantemente, suelen impartir una formación basada en experiencias y no en conocimientos. El saber no es suficiente, hay que saber aplicarlo.

Tres: ¿Te gusta conocer gente, hablar con ellos? Es más, ¿estas deseándolo? Esta es la parte fundamental de la formación. Si eres una persona abierta, comunicativa, empática, con un perfil orientado a lo social, tienes lo que hay que tener. Si no tienes estas actitudes, sinceramente, este no es tu trabajo. Hablar en público, moverte con naturalidad, perder el miedo escénico, manejar grupos… todas estas habilidades se pueden aprender y entrenar, pero que te guste la gente, ayudarles, apoyarles, comprenderles… eso es parte del carácter de una persona, se tiene o no se tiene. Mira dentro de ti.

Cuatro: ¿Has enseñado alguna vez? ¿Tienes experiencia didáctica? En la mayoría de las formaciones que se ofertan te exigen un cierto número de horas de formación impartidas. Si nunca has dado clases, aunque tu currículo formativo y tu experiencia te avalen, te van a poner pegas. Existen un montón de asociaciones, ONG, pequeñas pymes, que están deseando impartir formación, pero no tienen los recursos para ofertarla. Sin duda, son un buen lugar para desarrollar tu experiencia didáctica.

Cinco: ¿Por donde empiezo? Por pensar en ti y en tus posibilidades. Empieza a mover tu red de contactos, familia, amigos, conocidos… nunca es suficiente. Localiza consultoras de formación en las que puedas aportar tu valor y piensa que siempre necesitan formadores, porque muchos de nosotros somos inestables y a veces estaremos disponibles o no. Recuerda que dijimos que es una profesión de riesgo y si en el centro de formación avisan con dos días de antelación, es posible que el formador de siempre esté ocupado o fuera de cobertura. Aunque te dé vértigo, no lo dejes pasar. Aprovecha esa oportunidad.

Y, si después de leer estas 5 claves sigues queriendo ser formador, estás en el buen camino. Solo resta que pongas toda la carne en el asador y, si necesitas que alguien te eche una mano, cuenta con nosotros. En AFOREN ponemos toda nuestra experiencia a tu servicio y resolveremos con gusto todas tus dudas.

AFOREN

Asociación de Formadores de Enseñanza No Reglada.

7 comentarios

Archivado bajo Actualidad, Formación, Opinión

ENCUESTA AFOREN

El equipo de AFOREN hemos creado una encuesta dirigida a profesionales de la formación, con el objetivo de conocer al detalle temas que nos parecen claves a la hora de ofrecer los mejores servicios, y más adaptados a las necesidades y preferencias de los formadores.

¡Necesitamos vuestra colaboración! Gracias anticipadas.

Los datos técnicos de la citada encuesta son los siguientes:

  • Organización que realiza la encuesta: AFOREN. Asociación de Formadores de Enseñanza No Reglada.
  • Objetivo de la encuesta: Recopilación de información cualificada para la elaboración del catálogo de servicios a desarrollar por la asociación, con la finalidad de adaptarlos a las necesidades de nuestros potenciales asociados.
  • Instrucciones de cumplimentación:
    • El cuestionario trata de obtener datos generales de la población de formadores de enseñanza no reglada mediante el análisis de una representación o muestra aleatoria, abstrayendo estos datos mediante técnicas probabilísticas.
    • El cuestionario está compuesto por 23 preguntas. El tiempo estimado de realización es de 3 a 5 minutos.
    • El cuestionario está estructurado en bloques o temas de interés independientes, pero que forman parte de una visión global del sector.
    • El cuestionario está formado por preguntas abiertas, cerradas, simples, múltiples… En cada pregunta se darán las instrucciones necesarias para su correcta cumplimentación.
    • El cuestionario es anónimo, no se requerirán en ningún caso datos personales del entrevistado.
    • Por favor, lee detenidamente y contesta a todas las preguntas.

    ¡Pincha en el siguiente link y empieza! http://www.encuestafacil.com/RespWeb/Qn.aspx?EID=1188474

2 comentarios

Archivado bajo Formación, Opinión