Archivo de la etiqueta: Javier fernández

Nos presentamos en sociedad

Aforen está cada día más presente en foros de negocio y encuentros empresariales. Esta semana, nuestro presidente Javier Fernández, y nuestra responsable de Selección, Mariam Blanco, han protagonizado sendas ponencias.

El primero recordó la utilidad de Aforen como única asociación de formadores que existe en España, durante un encuentro organizado por la Asociación Española Multisectorial de Microempresas (AEMME).image

Así, Javier Fernández subrayó que uno de los grandes objetivos de Aforen es poner en contacto a los formadores de enseñanzas no regladas para desarrollar este colectivo, a través del intercambio de información o la creación de una bolsa de trabajo, entre otras acciones. Dinamizar el sector y servir de intermediario entre formadores y entidades interesadas en trabajar con nosotros, son otros grandes objetivos de Aforen.

Por su parte, Mariam Blanco impartió una charla durante una sesión de Networking Profesional celebrada en el Urban Lab de Madrid. Nuestra responsable de Selección y Coach desgranó las 10 pautas necesarias para que cada persona sepa manejar mejor su vida y, por lo tanto, alcanzar cualquier meta que se proponga.

imageCambiar el stress por más energía, eficacia y satisfacción personal es fácil si sabes cómo hacerlo y grandes profesionales como Mariam Blanco te pueden ayudar a realizarlo.

Si eres formador, te interesa asociarte para conseguir más y mejor trabajo, te interesa conocer a otros colegas para intercambiar información y experiencias, te interesa unirte a Aforen. ¡No lo dudes!

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Actualidad, Noticias

Claves de un formador de éxito

En los últimos años, debido a mi actividad como Formador a tiempo completo, y sobre todo, a la puesta en marcha de AFOREN (Asociación Nacional de Formadores de Enseñanza No Reglada), he tenido la fortuna de conocer a muchos formadores de muy diversas áreas. Perfiles de origen y competencias muy dispares que, como en todos los sectores, algunos cuentan con más profesionalidad que otros en el desarrollo de su actividad docente.

Lo que he podido constatar de primera mano es que, independientemente de lo que impartas (da igual que seas formador de altos ejecutivos, que des talleres de fontanería a profesionales o hagas formación social a colectivos minoritarios), existen ciertos hábitos de trabajo, por así llamarlos, que diferencian al buen formador profesional del resto. Y le posicionan en un terreno donde tiene la capacidad de ser más eficiente, y reaccionar mucho más rápido a las exigencias cambiantes del mercado.

Algunos de estos “Buenos Hábitos” serían los siguientes:

  • Saben valorar su nivel en la materia: No te “tires faroles”, no hay nada peor que te contraten para impartir algo que no dominas. Tú lo pasarás fatal, y tus carencias quedarán en evidencia antes de lo que crees. Se justo con tu nivel, y siempre acepta formaciones por debajo de este.
  • Saben valorar su “estilo de aprendizaje”. La manera por la que tu mejor aprendes, también es la manera con la que mejor enseñaras. Existen formadores que se les da muy bien la alta consultoría o el coaching, otros que están más cómodos en formación más práctica, tipo talleres, a otros les gusta dar clases magistrales y otros se sienten más implicados cuando la formación permite dinámicas de grupo y más interrelación grupal. Averigua cuál es el tuyo.
  • Saben valorar sus costes: Todos los que nos dedicamos a esto sabemos que no es lo mismo dar un curso que tienes preparado, que uno que has de preparar. Al igual que no es lo mismo darlo cerca de tu casa, que a cincuenta kilómetros. Para que un curso te sea rentable, tienes que costearlo. Es decir, individualizar y valorar, todos los costes que te conlleva ese trabajo (distancias,  horas de trabajo en casa, búsqueda de información, elaboración de manuales, gestión de documentación, coste de oportunidad…), la lista es extensa. Ahondaremos más en este tema en otro post, pero debes de darte cuenta que no puedes cobrar siempre lo mismo por tus horas como formador. Cada acción formativa tiene su precio.
  • Saben valorar sus formaciones. Si impartes una formación, y no creas ningún canal de retroalimentación de la acción formativa, lo peor que te puede pasar no es que salga mal, lo peor es que salga mal y que no sepas porque. Puedes recurrir a encuestas, grupos de discusión, intercomunicación con el centro…lo que sea, pero necesitas poder saber la transferencia de tu formación, es decir, como la perciben y asimilan los alumnos.
  • Saben venderse: Si a un centro que está buscando un formador, les haces llegar un curriculum con una lista de cursos impartidos enorme. Lo más seguro es que ni siquiera te llamen, porque les abrumes. Presenta tu curriculum por áreas formativas, destaca aquello que crees más importante en relación con el puesto que ofertan y, lo más importante, la totalidad de lo que pongas tienes que poder certificarlo a la mayor brevedad posible. Por ello, un buen consejo es pedir estas certificaciones de horas según termines la formación. Cada hora que impartes es valiosa, certifícala.
  • Saben formarse y reciclarse constantemente: Antes hemos hablado del nivel, pues bien, si quieres mantener o aumentar tu nivel en cierta área, no te queda más que seguir formándote y reciclándote de por vida. Ocupa esos periodos de menos actividad que seguro tendrás, y recibe formación. Piensa que estas aprendiendo en dos líneas diferentes. Una, en el área profesional de tu especialización, y dos, en el área didáctica. Siempre se cogen ideas viendo a otros formadores desarrollar su labor.
  • Saben informarse, moverse, asociarse: El formador que lleve algunos años en la profesión sabe perfectamente de lo que estoy hablando. Este sector se mueve mucho por contactos. Si un centro o consultora tiene que cubrir un puesto laboral, lo primero que va a hacer es “preguntar por ahí”, y si tu estas en ese entorno cercano, y cumples el perfil, tienes bastantes posibilidades de conseguir el trabajo. Por ello, es imprescindible que hagas networking, generación de contactos, crear comunidad, hacer amistades…como lo quieras llamar, pero tienes que estar presente cuando la oportunidad surja.

En Aforen creemos en la importancia del entrenamiento de estos “buenos hábitos”, y procuramos ponerlos a disposición de nuestros socios, mediante distintos servicios como la Bolsa de empleo, las Píldoras Formativas, los eventos profesionales…En definitiva: la creación de una comunidad de y para Formadores.

Javier Fernández Martínez – Socio Fundador de AFOREN

 

Deja un comentario

Archivado bajo Formación, Opinión

La figura del “Autónomo Dependiente”

La figura del autónomo dependiente es, sin duda, una de las más desconocidas del panorama jurídico-laboral español. Vamos a intentar sacar a la luz sus características principales.

Se trata de una figura específica entre los trabajadores autónomos, que cuenta con un régimen jurídico propio y diferenciado, y que se sitúa en la frontera entre el trabajo autónomo y el dependiente.

La Ley 20/2007, de 11 de julio, del Estatuto del Trabajo Autónomo realiza una definición exhaustiva de la figura, y se cuida de recalcar que se trata en todo caso de un trabajador autónomo y por lo tanto no le resulta de aplicación la legislación laboral.

Son aquellos autónomos que realizan una actividad económica o profesional a título lucrativo y de forma habitual, personal, directa y predominante para una persona física o jurídica, denominada cliente, del que dependen económicamente por percibir de él, al menos, el 75 por ciento de sus ingresos por rendimientos de trabajo y de actividades económicas o profesionales.

Se entenderán como ingresos percibidos por el trabajador autónomo del cliente con quien tiene dicha relación, los rendimientos íntegros, de naturaleza dineraria o en especie. Los rendimientos íntegros percibidos en especie se valorarán por su valor normal de mercado, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 43 de la Ley 35/2006, de 28 de noviembre del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas.

Para el cálculo del 75 por ciento, estos ingresos se pondrán en relación con los ingresos totales percibidos por el trabajador autónomo por rendimientos de actividades económicas o profesionales como consecuencia del trabajo por cuenta propia realizado para todos los clientes, incluido el que se toma como referencia para determinar la condición de trabajador autónomo económicamente dependiente, así como los rendimientos que pudiera tener como trabajador por cuenta ajena en virtud de contrato de trabajo, bien sea con otros clientes o empresarios o con el propio cliente.

En este cálculo se excluyen los ingresos procedentes de los rendimientos de capital o plusvalías que perciba el trabajador autónomo derivados de la gestión de su propio patrimonio personal, así como los ingresos procedentes de la transmisión de elementos afectos a actividades económicas.

Para poder celebrar el contrato (modelo de contrato de trabajador económicamente dependiente), el trabajador que se considere trabajador autónomo económicamente dependiente, comunicará al cliente dicha condición.

El cliente podrá requerir al trabajador autónomo económicamente dependiente la acreditación del cumplimiento de las condiciones anteriores, en la fecha de la celebración del contrato o en cualquier otro momento de la relación contractual siempre que desde la última acreditación hayan transcurrido al menos seis meses. A efectos de determinar la referida acreditación se podrá tomar en consideración, entre otros medios de prueba, la última declaración del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas y en su defecto, el certificado de rendimientos emitido por la Agencia Estatal de Administración Tributaria.

Además, deberá reunir simultáneamente las siguientes condiciones:

ü     No tener a su cargo trabajadores por cuenta ajena ni contratar o subcontratar parte o toda la actividad con terceros.

ü     No ejecutar su actividad de manera indiferenciada con los trabajadores que presten servicios bajo cualquier modalidad de contratación laboral por cuenta del cliente.

ü     Disponer de infraestructura productiva y material propios.

ü     Desarrollar su actividad bajo criterios organizativos propios, sin perjuicio de las indicaciones técnicas de carácter general que pueda recibir de su cliente.

ü     Percibir una contraprestación económica en función del resultado de su actividad, de acuerdo con lo pactado con el cliente.

Los titulares de establecimientos o locales comerciales e industriales y de oficinas y despachos abiertos al público y los profesionales que ejerzan su profesión conjuntamente con otros en régimen societario o bajo cualquier otra forma jurídica admitida en derecho NO tendrán en ningún caso la consideración de trabajadores autónomos económicamente dependientes.

Si deseas una información personalizada, puedes dirigirte a la asociación escribiendo a la dirección de correo electrónico infoaforen@gmail.com

Por Javier Fernández

Dpto. financiero de AFOREN

Deja un comentario

Archivado bajo Actualidad, Legislación

Puntos principales de la reforma laboral

La nueva reforma introduce profundos cambios y modificaciones en las relaciones laborales: despidos más baratos para todos los tipos de contrato, facilidades para reducir los sueldos y para prescindir de los trabajadores que acumulen bajas (absentistas), expedientes de regulación de empleo (ERE) sin necesitar la aprobación de la autoridad laboral, cambios en el contrato a tiempo parcial, nuevo contrato bonificado para las pymes… (RD Ley 3/2012, de 10.02.12, de medidas urgentes para la reforma del mercado laboral, BOE de 11.02.12).

Estos son algunos de los principales cambios que incorpora:

  • El despido con 33 días. Para los nuevos trabajadores que contrate la empresa, se acabaron las indemnizaciones de 45 días por año trabajado con un máximo de 42 mensualidades. A partir de ahora, si la empresa contrata a un nuevo trabajador, le despide y el despido es declarado improcedente, la indemnización será de 33 días por año trabajado, sea cual sea el tipo de contrato, y con un límite máximo de 24 mensualidades. En cuanto a los trabajadores que ya estuvieran prestando servicios para la empresa antes de entrar en vigor la Reforma Laboral y les fuera de aplicación la indemnización de 45 días por año trabajado, entonces se les deberá calcular la indemnización en dos tramos: 45 días por año trabajado hasta el 11 de febrero de 2012 y 33 días por año trabajado a partir del día 12 de febrero
  • Facilidades para reducir sueldos y modificar condiciones del contrato. A partir de ahora las empresas podrán reducir los sueldos de una manera más fácil. El único requisito es que la empresa acumule al menos tres trimestres consecutivos de caída de ingresos. En este caso, podrá modificar las condiciones laborales de sus trabajadores (tanto de salarios como de jornada, cambio de categoría profesional, etc.).
  • Despido de trabajadores absentistas. Ahora será más fácil prescindir de los trabajadores que abusen de las bajas. Se elimina el requisito de que el absentismo tenía que estar ligado al nivel medio de absentismo de la plantilla. Ahora se cuentan exclusivamente las faltas de asistencia individuales que tenga el trabajador, que siguen siendo las mismas.
  • Nuevo contrato bonificado para pymes. Las empresas cuya plantilla sea inferior a 50 trabajadores podrán celebrar un nuevo contrato de trabajo por tiempo indefinido, a jornada completa y con un periodo de prueba de un año para todas las categorías. Entre otras medidas, por contratar al primer trabajador menor de 30 años, su empresa se beneficiará de una deducción fiscal de 3 000 euros
  • Se prorroga la bonificación a la SS para los ERE temporales (de suspensión o reducción de jornada). Se prorroga la bonificación del 50% de las cuotas empresariales a la Seguridad Social por contingencias comunes a las empresas que realicen un ERE temporal, ya sea de reducción o de suspensión de jornada. La medida, que finalizó el 31 de diciembre de 2011, será aplicable con efectos retroactivos a los ERE temporales desde el 1 de enero de 2012 hasta el 31 de diciembre de 2013.
  • Horas extraordinarias en el contrato a tiempo parcial. A partir de ahora, los trabajadores con contratos a tiempo parcial, además de poder realizar las denominadas horas complementarias, también podrán hacer horas extras (antes estaban prohibidas).

Como ya comenté al principio de la entrada, estos puntos citados son solo la superficie de la normativa. Las medidas tienen un claro carácter estructural y, como tal, rara es la situación laboral que no se vea afectada, aunque solo sea de manera indirecta, por las nuevas medidas.

En AFOREN, la Asociación de Formadores de Enseñanzas No Regladas, ya estamos trabajando para detallar y analizar las posibles repercusiones que estas medidas urgentes tendrán en un futuro para nuestros asociados.

Puedes encontrar más información en:

http://javierfernandezformador.blogspot.com.es/2012/03/la-nueva-reforma-laboral.html

Si deseas una información personalizada, puedes dirigirte a la asociación escribiendo a la dirección de correo electrónico infoaforen@gmail.com

Por Javier Fernández

Dpto. Financiero de AFOREN

Deja un comentario

Archivado bajo Actualidad, Legislación